Skip links

Sobrepeso, dieta e inestabilidad emocional

 Dieta e inestabilidad emocional

La dieta e inestabilidad emocional es un sentimiento muy familiar a la mayoría de nosotros. Casi todos, en algún momento de nuestra vida, hemos seguido algún tipo de dieta.

Lo más habitual es que las tomemos de internet, de revistas o que nos la recomiende algún amigo.

En la gran mayoría de casos este tiepo de dietas a salto de mata, no suele funcionar, mas bien al contrario, nos produce desasosiego y frustración, e incluso, puede llegar a provocarnos una inestabilidad emocional de la que ni siquiera somos conscientes.

Las empezamos con ilusión, nos implicamos dejándonos la piel en cumplirla al pie de la letra la primera semana.

Pasadas dos o tres semanas vamos perdiendo interés y voluntad,  recaemos en los malos hábitos, una cerveza por aquí, un picoteo por allá…

Con el ejercicio ocurre algo parecido, nos apuntamos al gym motivados e ilusionado.  Nos compramos bolsa, deportivas y equipo a juego… pero la mayoría de las veces, no cumplimos ni la primera cuota.

De nuevo caemos en la frustración, otro fracaso mas a nuestras espaldas. Ahora sabemos que volver a empezar de nuevo, será más difícil.

Y nos apuntamos otra derrota, decepción, tristeza e inestabilidad emocional.

Los pasos siguientes son:

  • Evitamos el tema delante de nuestros familiares y amigos.
  • Pasamos por un momento de aislamiento.
  • Nos invade un sentimiento de culpabilidad por no ser capaz de conseguir el peso adecuado.
  • Sobrepeso, dieta e inestabilidad emocional Conseguir la felicidad

Dieta e inestabilidad emocional: Conseguir la felicidad

La sociedad actual es exigente, nos obliga a un ritmo frenético, Perdemos el norte de lo importante, ni siquiera, somos conscientes de nuestras prioridades. De esta forma es muy difícil conseguir el equilibrio entre cuerpo y mente.

No debemos olvidar que la felicidad no nos viene de fuera, debe habitar en nosotros, debe estar en nuestro interior para que podamos irradiarla hacia el exterior.

Consejos para un estilo de vida saludable

  • Realiza los descansos y sueños adecuados:

Escucha a tu cuerpo, ell que te dará la respuesta.

  • No picotees entre horas:

Haz 5 ingestas al día Los horarios están para cumplirlos, eso hará que no llegues con mucha hambre a la siguiente comida.

  • El ejercicio es importantísimo:

Para sentirnos activos y llenos de vitalidad lo necesitamos.  Si no encuentras un deporte que te motive elige, por lo menos, el que menos de disguste.

30 minutos al día es indispensables  para activar tu metabolismo para adelgazar , y estoy segura de que es compatible con tu trabajo y ritmo de vida.

  • Cuida y amplia las relaciones sociales:

la mayor fuerza y motivación para seguir es sentirse integrado en la comunidad. Realiza actividades en grupo, pueden llegar a ser muy reconfortante.

  • Disfruta y cuida el entorno familiar:

Siempre que puedas come en familia, mantén el contacto con tu familia  y sientente parte de tu clan.

  • Mímate y saca tiempo para ti:

Dedícate, al menos 30 minutos al día para estar contigo mismo. Tomate una ducha relajante, da un paseo, lee un libro que te enganche o simplemente no hagas nada… únicamente desconcetar.

Nota: Dieta e inestabilidad emocional.

El profesor Mihály Csíkszentmihályi, autor del libro Fluir, estuvo entrevistando durante más de 20 años a gente de todo tipo, mujeres, hombres, casados solteros, de diferentes razas y creencias religiosas… El se preguntaba qué es lo que les hacía felices.

La conclusión, contrariamente a lo que podemos imaginar, es que los mejores momentos de una persona no eran los momentos de ocio, como ver la televisión, charlar con tus amigos en un café, etc,

Los mejores momentos eran cuando el cuerpo o la mente de una persona habían llegado hasta su límite para conseguir algo difícil y que valiera la pena.

No lo olvidéis “difícil y que valga la pena”, porque llevar una vida saludable… ¡Es difícil! ¡Pero vale la pena!

Leave a comment

Name

Website

Comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?