Skip links

Qué hace la natación en tu cuerpo

Seguramente has escuchado que la natación es uno de los deportes más completos que existen. Pues bien, es totalmente cierto. Aporta muchos beneficios a nuestro cuerpo de los cuales queremos hablarte hoy. 

Por supuesto, cuando hablamos de natación no nos referimos simplemente a meternos en el mar y movernos un poco, sino a una sesión de nadar intensa y sin parones varias veces a la semana. Una de sus ventajas es que se puede practicar a cualquier edad adaptándose al ritmo de la persona. ¡Aquí está todo lo que la natación puede hacer en tu cuerpo!

Bajo impacto en articulaciones

Uno de los problemas que surgen con otro tipo de deportes es que tienen un impacto directo en huesos y articulaciones y hacen más daño que beneficio. 

La natación no tiene este problema pues ni articulaciones ni huesos reciben un impacto directo con ninguna superficie. 

Aporta flexibilidad

Como cuando nadamos usamos casi todos los grupos musculares, aportamos elasticidad a esto, lo cual nos permite estar más flexibles y tonificados.

Quema grasas

Aunque a simple vista puede no parecer un ejercicio de alta intensidad sí que lo es, y quema grasas de forma muy rápida. Se estima que en una sesión de una hora sin parar, pueden quemarse entre 500 y 600 calorías. 

Combate enfermedades

Sobre todo las enfermedades respiratorias como el asma, aunque también se ha comprobado que el este ejercicio puede bajar los niveles de colesterol y glucosa en sangre. 

Mejora el sistema respiratorio

Para disfrutar al máximo de la natación hay que aprender a respirar. Por ello, con cada brazada y cada vez que tomamos aire, nuestro sistema respiratorio se fortalece. 

Beneficios psicológicos

Dicen que el deporte y el ejercicio ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, libera cortisol y nos ayuda a tener un mejor estado de ánimo. 

Beneficios neuronales

Cuando nadamos, los dos hemisferios del cerebro se ponen a trabajar, lo que permite que haya un mayor número de enlaces neuronales y por tanto una mejor oxigenación del cerebro. 

Aumenta la concentración

Uno de los efectos de la natación es la capacidad de focalizar en lo que se está haciendo. Cuando se nada de manera habitual, nuestra mente aprende a concentrarse, lo que facilita hacerlo en otras circunstancias.

Favorece el aprendizaje

La natación también es un deporte excepcional para los pequeños ya que al trabajar los dos hemisferios cerebrales aumenta la cognición y favorece el aprendizaje. 

Reduce el dolor de espalda

De hecho, a aquellas personas que tienen dolores de espalda y acuden al médico, este suele recomendarles que practiquen natación. 

Como ves, la natación puede tener efectos muy positivos en tu cuerpo. No dejes pasar la oportunidad de practicarla siempre que puedas. Gracias al fácil acceso que hoy tenemos a piscinas públicas es fácil conseguirlo. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies