Skip links

¿Qué es el trastorno por atracón?

Los trastornos alimenticios están a la orden del día. Hay millones de personas en el mundo que los sufren. Hace unas décadas solo teníamos constancia de la anorexia y la bulimia, mientras que hoy, hay muchos más identificados incluidos aquellos que sufren las personas obesas. 

La gente que sufre sobrepeso ha sido juzgada durante años como personas con baja fuerza de voluntad, glotones o sin autocontrol. Es posible que haya quienes sean así, pero lo cierto es que la mayor parte de obesos sufren de trastornos que los hacen coger más y más peso, les provoca baja autoestima y muchos incluso piensan en suicidio debido a una depresión. Uno de los trastornos de los que más se habla en los últimos tiempos es el que se conoce como trastorno del atracón. 

Qué es el trastorno por atracón

El trastorno por atracón se caracteriza por comer compulsivamente de manera repetitiva. No nos referimos al hecho de comer más de la cuenta en una cena con familiares o amigos, sino de hacerlo de manera constante tras la cual se tiene un sentimiento de culpa y remordimiento. 

Esta forma de comer no se corresponde con hambre sino con sensaciones emocionales como pueden ser la ansiedad, el estrés o algunas carencias sufridas a lo largo del tiempo. 

Al parecer afecta más a mujeres que a hombres, creyéndose que un 4 % de la población lo sufre. 

Cuáles son las causas del trastorno por atracón

Hay diversas causas, entre las cuales podemos encontrar: 

  • Factores genéticos. Aunque suene increíble, si una madre ha sufrido el trastorno por atracón se lo puede ‘regalar’ a su hijo. 
  • Patrón familiar. Una falta de horario en la alimentación en la infancia, o el ejemplo de padres que sufren de este trastorno, lleva a la persona a sufrirlo durante el resto de su vida. 
  • Falta de autoestima, ansiedad, problemas en las relaciones personales, etc., pueden ser otras causas. No obstante, estas están relacionadas en cómo ha aprendido la persona desde que era niño a tener una relación con la comida. En la adultez se reflejará un refugiarse en ella para querer controlar o esconder emociones. 
  • Abusos en la infancia, ya sean sexuales o físicos.

Cuáles son los síntomas

El trastorno por atracón se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Falta de control sobre lo que se come. 
  • Comer cantidades superiores a las que se necesita. 
  • Comer más rápido de lo normal. 
  • Comer demasiado, la sensación de saciedad llega a ser incómoda. 
  • Comer sin hambre. 
  • Comer solo, e incluso a escondidas, por la vergüenza que se siente. 
  • Sentimientos de remordimiento. 

Si sufres de trastorno por atracón o conoces a alguien que creas que lo padezca, ¡es el momento de pedir ayuda! Se necesita contar con profesionales de la nutrición que te guíen, y psicólogos que te ayuden a tratar la raíz del problema. Habla con nosotros y te ayudaremos a llevar una dieta equilibrada y superar este trastorno. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies