Skip links

La dieta super restrictiva de una niña de 7 años

Oir que estoy haciend dieta es lo mas normal que podemos oir, a pesar de vivimos en la sociedad con mas sobrepeso y obesidad de toda la historia.

La comida es la actividad central alrededor de la que se mueve todo tipo de celebraciones.

Los indicativos sociales, cada vez nos hablan más claro, de que no vamos por el camino adecuado.

No solo estamos jugando con nuestra salud, también estamos poniendo en riesgo la salud de nuestros hijos.
A mí me parece aberrante, que una niña de 7 años como parte de sus juegos, tenga una “dieta alimenticia” en la caja de sus juguetes.

La educación la base de todo

Educación es el proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar.

El ejemplo es el modo mas fuerte y seguro de educar.

 Los animales carecen del don del lenguaje, de leyes, de jurisprudencias, sin embargo saben proporcionar a su descendencia del entrenamiento y de las herramientas que le permitirán sobrevivir en un mundo ajeno y hostil.

 Una madre lobo enseña a su lobezno lo necesario para que su vida sea la de un lobo, ella con su ejemplo le muestra como cazar, como evitar a sus depredadores y como criar a sus cachorros

¿Cómo pensáis que lo hace? Dando ejemplo, dando ejemplo y dando más ejemplo.

Los animales aprenden de sus padres y lo perfeccionan por la repetición hasta que son capaces de vivir por su cuenta.

El ejemplo el mejor método educativo

Los animales dejan a sus hijos lo mejor que un padre puede legar a su descendencia, los conocimientos suficientes para desenvolverse en el mundo en el que ha de vivir.

Los animales no se esfuerzan en dejarles, pisos, chalets, coches de lujo o acciones de telefónica, et. ellos los entrenan para vivir en un mundo hinóspito.

 ¿Por qué los humanos no aprendemos de los animales y enseñamos a nuestros hijos a vivir en la sociedad que le ha tocado vivir y dejamos de educarlos para ese mundo utópico con el que todos soñamos?

“Haz lo que yo digo y no lo que yo hago” es una frase de padres, de padres antiguos que ya debería haber pasado a la historia de la educación.

Ahora en esta sociedad se educa de forma diferente, los niños son monitos repetidores, continuamente nos observan con su grandes y expectantes ojos para repetir lo que nos ven hacer.

Aprovechemos esa gran fuente de aprendizaje y hagamos nosotros lo que queremos que ellos hagan, a eso yo lo llamo educación  madura, coherente y segura.

Dá a tus hijos un ejemplo de coherencia intelectual, una dieta equilibrada y un estilo de vida activo y saludable.

“Descubrió con horror la dieta que hacía su hija de 7 años”

Una madre australiana se queda estupefacta ante una cosa que encontró entre los juguetes de su hija: “Una dieta”  Amy Cheney, una escritora australiana y madre de tres niños, descubrió con horror el drástico plan de dieta de su hija de 7 años, junto a un par de muñecas Polly Pocket y brazaletes de la amistad.

¿Qué modelo está siguiendo esa pequeña?  Seguramente desde que nació, a su alrededor sólo oye hablar de peso, dieta, comida, restricciones y adelgazamientos. Ella lo incorpora a sus juegos que es su entrenamiento de vida.

Mi reflexión es que debemos cuidar mucho lo que hacemos, que decimos y hasta que gesticulamos delante de los niños, ellos son esponjas.

Los niños son una hoja en blanco y de lo que escribamos en ella dependerá su futuro.  Por eso debemos escribir con mucho cuidado, mucho cariño y sobre todo con responsabilidad.

Dejémosle a  nuestros hijos el mejor legado, una dieta sana, unos hábitos de vida saludable y la mejor educación que nuestros ingresos nos permitan pagarle.

Vivimos en una sociedad competitiva y cargada de estereotipos físicos.

El ansiado cuerpo perfecto es casi imposibles de conseguir de una forma saludable.

Es por eso, que las dietas milagro, los productos milagrosos y los bendedores de pócimas hacen su agosto.  Centran su negocio a la necesidad de tener una idilica imagen de princesa de cuento.

× ¿Cómo puedo ayudarte?