Skip links

¿Es mejor el aceite de oliva o el aceite de coco?

Es bien sabido que ambos aceites tienen estupendas propiedades para el organismo, si bien es cierto que en la última década se ha popularizado el aceite de coco, en especial en dietas fitness y orientadas a preservar la salud. 

Debido a esta nueva tendencia muchos se preguntan ¿Es mejor el aceite de oliva o el aceite de coco? En marcobos.es intentamos arrojar algo de luz sobre esta duda tan frecuente: 

¿Es mejor el aceite de oliva o el aceite de coco? 

Antes de nada quiero aclarar que nos centraremos en los beneficios de ambos aceites en la alimentación. Si hablamos de aplicaciones cosméticas el uso del aceite de coco está mucho más extendido que el de oliva por su textura y aroma, aunque ambos aportan poderosas propiedades hidratantes para la piel y el pelo. 

Aceite de oliva y aceite de coco en la cocina

Aceite de oliva

Los principales componentes del aceite de oliva son la vitamina E, el ácido oléico y los polifenoles. Tres componentes que nos ayudan a cuidar nuestra salud, en especial si consumimos el aceite de oliva en crudo. 

Entre las propiedades del ácido oléico se encuentra el mantener a raya los niveles de colesterol, también es un poderoso antioxidante lo cual significa que reduce los síntomas de envejecimiento y las posibilidades de padecer enfermedades autoinmunes. 

La vitamina E por su parte tiene el poder de mejorar el daño hepático y reducir el nivel oxidativo. Esta última cualidad la convierte en la vitamina óptima para deportistas. 

Por otro lado los polifenoles se comportan como poderosos antioxidantes, previniendo enfermedades cardiovasculares y de carácter autoinmune. Una dieta rica en polifenoles nos ayuda a reducir la inflamación sistémica y a recuperarnos más rápidamente del esfuerzo físico. 

Aceite de coco

El aceite de coco es una grasa saturada (Saludable) extraída de la pulpa de los cocos. Este aceite es rico en triglicéridos y ácido laúrico. 

Las grasas saturadas contenidas en el aceite de coco son diferentes a las que encontramos habitualmente en el resto de alimentos. Mientras que la mayoría de alimentos contienen ácidos grasos de cadena larga, el aceite de coco se compone de triglicéridos de cadena media. Estos pasan directamente del tracto digestivo al hígado donde se convierten rápidamente en energía o pasan a ser cuerpos cetónicos. (Compuestos químicos que suministran energía al cerebro y al corazón) 

Por otro lado el aceite de coco es más resistente a la oxidación por temperatura que el aceite de oliva. Esto convierte al aceite de coco en una mejor opción a la hora de cocinar, ya que sus propiedades resisten mucho mejor las altas temperaturas empleadas en los fogones. 

Para entender mejor este punto debemos recordar algún momento donde se nos quemara el aceite de oliva ¿Recuerdas su cambio de aspecto, olor y sabor? Este proceso de oxidación también libera radicales libres muy perjudiciales para la salud. 

Al resistir mejor las altas temperaturas el aceite de coco está más recomendado para cocinar, ya que difícilmente se modificarán sus propiedades. Sin embargo como acabamos de ver ambos aceites son muy saludables cuando los tomamos en crudo. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies