Skip links

¿Es posible adelgazar después de dejar de fumar?

¿Es posible adelgazar después de dejar de fumar?

Cómo adelgazar después de dejar de fumar, tiene entretenido a médicos,  pacientes, fumadores y exfumadores.

Bajo mi punto de vista, con unas pequeñas nociones del efecto del tabaco en nuestro metabolismo, podemos realizar cambios adecuados en una dieta  que nos permita bajar de peso sin problemas. 

La adicción al tabaco, estimula  la producción de noradrenalina, hormona que activa el metabolismo de las grasas,en un kcal.  más al día, que una persona no fumadora. pero ¡ojo!, también responsable del aumento de la tensión arterial. Hay otras formas más interesantes y saludables de activar el metabolismo.

 Fumar reduce el apetito

Los fumadores tienen bastante atrofiado el sentido del olfato, lo que hace que no saboree los alimentos con la misma intensidad que un “no fumador”.  Al dejar de fumar sus sentidos se agudizan, se le despierta el apetito, manifestando más interés por la comida.  Pero teniendo en cuenta, como me ha demostrado mi experiencia, que generalmente comemos por rutina, gula o simplemente porque ya es la hora, este punto no sería un escollo insalvable para adelgazar después de dejar de fumar.

Mayor motilidad intestinal

Esto significa más rapidez de tránsito de alimentos y por tanto menor tiempo de digestión y absorción. Esta pérdida de actividad intestinal se podría suplir con algo de ejercicio, que no sólo no perjudica la salud, sino que la beneficia.

 El riesgo de aumento de peso, vinculado con dejar de fumar, se extiende en un período muy puntual y limitado, unos seis meses.  Pasado ese período, los metabolismos que se habían acelerado se frenan, y los  de compensación se atenúan, por lo que se puede bajar de peso con más facilidad y no sería un problema a largo plazo para adelgazar después de dejar de fumar.

 Beneficios inmediatos después de dejar de fumar

Si bien te estás planteando en algún momento no dejar de fumar por no engordar, ten claro que esta es una excusa más de las que habitualmente nos ponemos. Los beneficios en salud a la hora de dejar de fumar, son mucho mayores de lo que te pueda repercutir un par de kilos arriba y abajo.

  1. Tu aliento no echará para atrás hasta al gato del vecino.
  2. Volverás a oler y a tomarle sabor a la vida.
  3. Tus dedos amarillos perderán el color de Homer Simpson
  4. Tus dientes recuperarán el blanco natural
  5. Tendrás menos limitaciones sociales
  6. No pre dispondrás a tus hijos a ser fumadores. 
  7. Ahorrarás dinero
  8. Baja la posibilidad de que sufras disfunción eréctil
  9. Baja el riesgo de esterilidad
  10. Menos problemas a la hora de enfrentar un embarazo

¿Necesitas algo más para dejar el tabaco ahora mismo? Ya ves que todo son ventajas, y allí donde no las veas ten claro que te estás jugando una mala jugada a tí mismo y estás poniendo excusas donde no debes.

Si aún después de toda esta información sigues preocupad@ por cómo adelgazar después de dejar de fumar, no lo dudes, soy tu Dietista Nutricionista en Málaga y te puedo ayudar a dejar de fumar sin engordar.

¡No te olvides de compartir este artículo!!

× ¿Cómo puedo ayudarte?