Skip links

¿Si o no a la lactancia materna? Tu decides.

Importancia de la lactancia materna

La leche materna es la forma por excelencia de alimentar a un bebé, ahora bien, podemos entrar en polémicas o fechas, que si hasta los 4 meses exclusivamente, que si hasta los seis, que sí a demanda… en fin, como nos encantan enmarcar y enmarcarnos en esto o aquello, la lactancia materna no iba a ser menos.

En la actualidad, la OMS recomienda dar leche materna tu bebé exclusivamente hasta los 6 meses, aunque ha habido otras épocas en las que era hasta los 4 meses.

Hay facultativos que recomiendan 9 meses, 12 meses y otros que hasta que el bebé lo pida.

Yo me pregunto, ¿qué pasa con los bebés que por una causa u otra no pueden tomar la leche materna? ¿Serán niños enfermizos  y crecerán con dificultad? Pues no, no es así, ya que en la actualidad las leches maternizadas cumplen bastante bien su cometido y proporciona al bebé los nutrientes que necesita.

Quizás por eso debamos de dejar de dar tanta importancia a las restrictivas normativas y dar más rienda suelta al conocimiento de nuestro bebé, habrá niños que estarán perfectos con la leche materna, únicamente, hasta los seis meses, habrá otro que a los cuatro meses necesiten de un apoyo alimenticio extra.

La madre con la ayuda de su pediatra son los que han de establecer la mejor pauta de alimentación para cada bebé en cada etapa. Importante recordar lo que dijimos en :

 

¿Por qué es tan recomendable la lactancia materna?

Hemos de tener en cuenta que la leche materna no es sólo el alimento-nutrición para el bebé. La leche materna es mucho más,  a través de la alimentación materna los niños conocen y aprenden las sensaciones de seguridad, bienestar y afecto. Esta primera relación con la comida, ya sea de confort o desagrado se mantendrá para toda la vida.

La leche materna tiene la composición ideal para el bebé y se adapta, variando la proporción de nutrientes, a medida que el niño crece. Algunos estudios aseguran que la leche materna tiene distinta composición en las diferentes tomas, adaptándose a las necesidades del recién nacido en cada momento del día. Por ejemplo, en la noche la leche materna contiene componentes relajantes que le ayudan a dormir mejor.

Ventajas de la leche materna:

  • Amamantar al bebé  favorece una buena digestión.
  • Hacer lactar a nuestro bebé aporta la cantidad de agua que el niño necesita.
  • Evita el estreñimiento
  • Protege al niño de infecciones, la inmunoglobulina en que es rica la leche materna y que la madre traspasa al bebé, preserva  al niño de padecer bronquitis, gastroenteritis, u otitis.
  • La lactancia materna predispone a una mejor salud de adulto, y le protege de enfermedades futuras como: asma, alergia, obesidad, diabetes, colitis ulcerosa, mal de Crohn, arteriosclerosis e infarto de miocardio.
  • Favorece el desarrollo intelectual y de la visión ya que la leche materna es rica en ácidos grasos.
  • Los niños alimentados con  leche materna desarrollan menos caries y deformaciones dentales.
  • El acto de amamantamiento ayuda en el establecimiento de una buena relación de apego madre-hijo.

Es bueno recordar que para que la leche materna sea nutritiva y saludable, también es importante vigilar la alimentación de la madre, tal como hablamos en: http://cort.as/-SkOb

Leave a comment

Name

Website

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies