Skip links

Trucos saludables para perder peso en verano

Perder peso en verano, coser y cantar

Como todos los años llegan las vacaciones y la necesidad de perder peso en en verano.

La ropa de colores claros, los tejidos vaporosos y transparentes, pantalones cortos y espaldas descubiertas.

Todo muy moderno  y favorecedor, pero tenemos un pequeño contratiempo, esos kilillos de más que se nos han colado durante el invierno.

Los muy malvados  se acumularon en nuestra cintura, en nuestras caderas o en nuestras piernas, y lo que es peor… en los tres sitios a la vez. ¡¡Horrorrrr¡! ¡¡Tengo que hacer algo!! ¿Pero qué?

Momento de pánico… pero yo os digo: ¡¡Tranquilidad!!

Adelgazar es fácil y mucho más en verano, ¿No te lo crees??? Pues estate atent@ a estos consejos:

Aprender a distinguir el “hambre emocional del hambre real

cuando sientas deseos de picar algo, primero bebe un vaso de agua, si aún sigues deseando comer , piensa… ¿Me comería un plato de lentejas, de judías verdes, de paella…? Si vuestra respuesta es “no”, está claro, no tenemos hambre.

Nuestro cerebro no está jugando una mala pasada, nos está tentando. En realidad quiere algo dulce, algo calórico.

¡¡Este es el momento en el que debemos ser fuerte y decir NO!!

una vez tu cerebro acepte que no vas a comer lo que él te pide, sino que será tomate picado, pepinillos, agua, un a fruta o un yogur, créeme, dejará de pedírtelo y tu ¡¡habrás ganado!!!

Tómate tu tiempo para organizarte la comida de la semana

 hazte una lista de la compra y ve a comprar lo que necesites.

Ve directo a las calles de lo que tienes anotado en tu lista, no deambules por el súper, exponiéndote a las mil y una tentaciones que tiene para ti.

Procura no comer fuera de casa si quieres perder peso en verano

La comida de restaurantes, siempre será más calórica que la de tu casa, tendrá más grasa y de peor calidad. También tendrá más sal, más azúcar y más hidratos de carbono.

Cambia tu estilo de vida

  • Aparca el coche y muévete en bici o en bus o metro , si hay mucha distancia.
  • No permanezca más de una hora sentado en tu tiempo de ocio.
  • levántate y pasea aunque sea por la casa, asómate a la terraza, estírate para activar un poco tu metabolismo.
  • Procura caminar una hora todos los días, aumentando la intensidad o el tiempo en 15 minutos todos los meses.

Introduce nuevos hábitos en tu dieta

  • Bebe un vaso de agua todos los días nada más levantarte.
  • Toma una infusión de jengibre después de la comida principal.  El jengibre acelera nuestro metabolismo y mejora la digestión, a la vez que favorece la absorción de nutrientes y eliminación de desechos del organismo, lo que evita el aumento de peso
  • Implántate tus propios horarios de comidas, de forma que sean siempre a la misma hora, aproximadamente, y cada 3- 4 ingiere algún alimento.

Truco maestro motivador

Saca de tu armario una prenda que ya no te entre, pantalón, falda o vestido, y pruébatela casi todos los días, será un incentivo que te ayudará a superar los malos momentos.

En fin, como veis son una serie de pautas perfectamente asequibles y realizables por todo el mundo así que NO TIENES EXCUSA. y sobre todo no recurras a esto

Si necesitas ayuda para empezar tu cambio, SOLICITA TU CITA AQUÍ,  y empieza ya a ser como quieres ser!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies